Los componentes incautados fueron elementos relevantes para la seguridad, como discos de freno, ruedas y parabrisas.

Daimler ha incautado más de 1,6 millones de productos falsificados durante 2019 dentro de su programa de rastreo de elementos falsos en todo el mundo, según ha hecho público la propia compañía.

«En 2019, iniciamos, apoyamos y acompañamos a más de 520 redadas de las autoridades. Se confiscaron un total de más de 1,6 millones de productos Daimler falsos. En muchos casos, eran piezas de repuesto relevantes para la seguridad, como discos de freno, ruedas y parabrisas», ha confirmado Renata Jungo Brüngger, miembro del consejo de administración de Daimler AG y Mercedes-Benz AG.

El comercio de productos piratas afecta gravemente a la industria automovilística, ya que como apunta Daimler haciendo referencia a datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), el volumen de estos negocios clandestinos alcanzaría aproximadamente los 450 millones de euros.

Este tipo de piezas y recambios falsificados, a simple vista no guardan diferencias con las piezas originales de Mercedes-Benz, sin embargo la calidad es inferior y no cumplen con los estándares legales mínimo, lo que pone en gran riesgo la seguridad de los conductores. «La protección de la marca es la protección del cliente: la seguridad de nuestros clientes es nuestra principal prioridad. Seguimos una estrategia de tolerancia cero hacia las falsificaciones», ha concluido Jungo Brüngger.

Las señales de alarma más frecuentes para detectar estas falsificaciones son un precio sorprendentemente bajo, anormalidades en la calidad del producto o ventas a través de dudosos canales online.

Enlace a la NOTICIA