Nuestro cliente, una empresa del sector de la construcción, se puso en contacto con nosotros para realizar una investigación de búsqueda de activos.

El investigado, otra empresa del mismo sector, les había dejado una importante deuda económica alegando una situación de quiebra y la consecuente disolución de la empresa. La investigación se centró en averiguar la situación económica de los antiguos directivos de la empresa con el objetivo de saber si seguían ejerciendo su profesión bajo otra denominación social.

Gracias a la investigación se pudo saber y demostrar que los antiguos propietarios de la empresa deudora habían creado un entramado societario con el fin de no hacer frente a las deudas contraídas. Durante su nuevo ejercicio seguían realizando contratos y moviendo importantes sumas de dinero.

Toda la documentación fue aportada a los abogados de nuestro cliente, quienes pudieron utilizar toda la información recabada para tomar acciones legales y conseguir el bloqueo de ciertos activos a favor de sus clientes.