Desde Winterman apostamos firmemente en las nuevas tecnologías y en las múltiples opciones que la investigación forense digital aporta en la lucha contra el fraude interno.


En la mayoría de casos de fraude interno se utilizan dispositivos digitales para el robo de información confidencial, gracias al uso de la informática forense se puede realizar un rastreo de acciones de un dispositivo digital permitiendo trazar un mapa de acciones que lleva a la obtención de pruebas documentas y válidas que acrediten el fraude.
Uno de nuestros clientes fue víctima de fraude interno, sufriendo el robo de documentos e información de alto valor para su estrategia comercial, gracias a la aplicación de distintas técnicas y metodologías de informática forense pudimos rastrear y reconstruir las acciones que se llevaron a cabo para perpetrar la sustracción de dicha información. Asimismo, se pudieron obtener pruebas concluyentes sobre los autores de dicho robo.
Delante de un incidente de seguridad es básico realizar una investigación digital forense que pueda rastrear las actividades ilícitas y acreditar tanto el fraude como la autoría del mismo. Todas nuestras pruebas pueden ser presentadas y ratificadas en sede judicial.