El País
La nueva ley de Seguridad Privada obliga a comunicar las pesquisas a Interior. El sector acusa al Gobierno de exceso de regulación. Los investigadores temen que ahuyente a los clientes.

Ver noticia (pdf) »