Uno de nuestros clientes, una empresa del sector químico, tenía sospechas de que unos de sus trabajadores no estaba realizando las visitas comerciales que iba reportando a su director.

La empresa se puso en contacto con Winterman para que pudiéramos analizar su caso y buscar la mejor línea de actuación. El objetivo de la investigación radicaba en obtener la información necesaria que permitiera verificar si dicho comercial estaba, realmente, empleando sus 8 horas laborales diarias a la realización de las visitas comerciales que se le asignaban.

Gracias a una investigación minuciosa, nuestros detectives pudieron conseguir las pruebas necesaria que acreditaban que dicho trabajador pasaba gran parte de su jornada en el bar, descuidando sus obligaciones laborales y perdiendo oportunidades de negocio para la compañía.

Asimismo, quedó acreditado que muchos de los documentos que presentaba como justificantes de visita eran falsos o habían sido manipulados.